Eran las ocho y media de la mañana del Domingo, nos estábamos despidiendo de Mya y Dante después de una madrugada que disfrutamos muchas veces más de lo que pensamos que la íbamos a disfrutar, y no mal entiendan, siempre la pasamos GENIAL con Pareja Polanco, pero nuestros encuentros siempre habían sido en la apertura y pseudo privacidad de un club swinger, esta vez estábamos saliendo de un motel después de haber vivido y presenciado cosas que solamente el Unicornio de peluche que Andrea le regalo a Mya puede presumir de haber visto en todos sus sentidos, eso sí, nosotros podemos presumir que el no participo.

Me cuenta Andrea que Mya y yo tuvimos un momento, un abrazo que fue muy largo, muy bonito y con algo de romántico cuando nos despedimos, momento que recuerdo a medias por que aparentemente mi cerebro decidió que era una memoria de la que me tenía que privar pero que recuerdo cómo un momento donde me sentí MUY cómodo, contento, satisfecho y con esa bonita sensación de haber encontrado a alguien que no sabias que estabas buscando.

Y recuerdo con mucho cariño el momento en el que preguntamos la hora, pensando que seguíamos en horas normales de volver tarde a casa, Mya vio su reloj y le gritó a Dante – ¡Dante! ¡Ya son las siete y media! – Abrimos la persiana y nos reímos, reímos por la ironía de los rayos del sol que confirmaban lo que todavía nadie había dicho, la pasamos increíble.

La noche se nos fue entre sexo, tragos, risas, cigarros, vasos rotos, música y mucha platica, aún así, sabiendo que era ya muy temprano y que cada quien se tenía que ir a su casa nos tardamos otra hora en salir, platicando cómo quien ya acepto que pasando las ocho da igual si llegas un poco más tarde y cómo quien en verdad no se quiere ir.

Esa noche fue la primera que compartimos habitación con otra pareja, fue nuestra primera vez en V Motel e hicimos lo que haría cualquier pareja primeriza… ¡Nos pusimos a abrir todas las puertas y a apretar todos los botones que encontramos para ver que hacían! Investigamos los sillones sexuales de la forma más infantil que pudimos y ya que conocimos el cuarto nos instalamos oficialmente, pusimos música y platicamos de cuál era el mejor lugar para colocar el regalo que había llevado Andrea, sonó el teléfono y nos avisaron que nuestros amigos habían llegado.

Lo que hicieron las niñas esa noche se puede describir desde dos puntos de vista, el de ellas, con los sentidos a flor de piel, una sobre la otra cómo llevaban tiempo esperando y el de los hombres, que no conocen espectáculo más grande que ver a sus mujeres en plenitud disfrutando de otra niña, aunque en esta ocasión me atrevo a decir aún desde nuestra novatez que fue algo diferente, es algo que me voy a atrever a llamar especial dentro de el ambiente swinger donde de entrada se supone que – es especial – y – no es sólo sexo – esta fuera de las reglas, algo que ni Andrea me sabe decir que es pero que se siente así, especial.

Y justo por eso prefiero que sea Andrea quien cuente cómo fue y cómo lo vivió, por que yo desde fuera creo que no puedo ni acercarme a describir lo que ellas sintieron esa noche.

La conocí un sábado y en cuanto la vi SUPE que sería para mi 😉

Ese día era su cumpleaños y por decirlo así quería dejar huella, quería que supiera que ahí estaba y me recordara ¡Así que le bailé y me le encuere! Cosa que no le hago ni a David 😅 Todo comenzó así, empezamos a tratarnos ¡Me cayo a toda madre! Es la persona más linda que haya conocido y creo que eso hace que me encante aún más.

Por fin llego el día de ponerle fecha a la cita y yo súper nerviosa por que ese día llegará pronto, decidí guardarme en casita esperando con ansias el anhelado día en que por fin nos veríamos en privado.

El día por fin llego y como suele pasar con alguien que te gusta no podía dejar de pensar en lo que iba o podría pasar, no dejaba de pensar en esos labios que me encantan, su cuerpo, el cómo sería tenerla desnuda entre mis brazos y lo mucho que me provocaba imaginarla solo para mi, llegamos al hotel ¡Los nervios estaban a flor de piel y ella aún no llegaba! Me ponía aún más nerviosa y cuando por fin llegaron, al verla entrar se me erizo la piel y un frío muy rico me recorrió el cuerpo,

Todo fue fluyendo de la manera más hermosa entre risas tragos y una muy buena charla llego ese momento, el que tanto me había imaginado, ese que tanto anhelaba, ese que me moría de ganas de que llegara desde que la conocí, pues ahí estaba, solo para mi.

Me recosté en la cama para darme un pellizco y saber que realmente estaba ahí con ella y lo siguiente que vi fue a ella sobre mi, moviéndose de la manera más sexy que no me la podía creer, no podía dejar de mirarla, el roce de sus manos me excitaba tanto, la manera en que me tocaba era tan deliciosa, tan placentera, la manera en que se movía, sus labios… me moría por besarlos, morderlos y tenerlos en mi piel, comenzamos a besarnos y fue tan delicioso… le bese sus pechos, cada centímetro de ellos, bajando suavemente hasta su ombligo con ese arete que se ve espectacular que te provoca querer morderlo, continúe bajando hasta llegar a la parte más deliciosa, me encantó llegar ahí, el besarla, introducir mis dedos, sentir su calor… sus fluidos, saborearlo… mmmmmmm ¡De solo recordar me vuelvo a prender!

El verla como jadeaba, como se movía de placer, sus gritos, me encanta, me sentí tan bien que por un momento me olvidé de mis miedos y solo quería que ella disfrutara en mis manos, sentí como si hubiera sabido por años cómo hacerla disfrutar y solo estuviera esperando que ella apareciera.

Ella me dio la vuelta y comenzó a besar mi cuerpo ¡Toooodo mi cuerpo! Y fue una explosión de sensaciones que no quería que terminara nunca, ella es la persona más sensual que he conocido, el cómo se deja llevar, como se mueve, como disfruta, como gime, besar su cuerpo es un pedacito de cielo, su espalda, sus pechos, su vientre, su cuello, besar cada centímetro es la gloria y me encanta estar ahí, admirando su belleza y saber que no fue un sueño.

Poco después entraron los chicos a ayudar y bueno ya se imaginan cómo se puso el ambiente, entre gritos y besos todo fue muy hot, tanto que no me molestaría volver a repetir… ¡Ohh! !Es verdad! ¡Sí repetimos! 😈😈😈😈

Fue una noche muy MUY buena. La pasamos genial. De esas noches que no se olvidan. JAMÁS.

Apóstrofe Swinger

Por Pareja Polanco

Si bien el concepto del swinger da la idea popular de una interacción sexual desinhibida con extraños, es una dura realidad el confrontar la extrema situación de realmente tener sexo con extraños !!

En lo personal y a lo largo de nuestra senda en el ambiente siempre es bueno tener muy bien calibrados los filtros básicos y adecuados para interactuar con alguien (nunca es sencillo), y a su vez, siempre tratamos de predicar con la idea de cómo nos hubiera encantado que nos trataran, cómo nos hubiera encantado tener la pericia de darle la vuelta a esa experiencia horrible y como hubiéramos podido maximizar las experiencias más satisfactorias, y sobre todo lo más difícil y excitante de este medio, el proponer !!

En ocasiones puedes encontrar parejas con las que se tiene mucha química como nosotros con Andrea y David pero exhortamos a las parejas nuevas y a todas en general, a darle la vuelta a los paradigmas del ambiente, es completamente válido el decir claramente NO, pero también se vale proponer, si te rechazan no es el fin del mundo, o tal vez no se llegue al objetivo deseado pero en el momento en el que estás inmerso en la negociación, ya ganaron !!

Gracias A y D por su confianza y esperamos que sigamos viviendo aventuras juntos.

No agregamos nada a la narrativa ya que odiamos romper la línea del estilo de los blogs, pero en resumen… 😱🤤