Esta es una reseña que cuando pensaba en cómo iba a escribirla sólo tenía una pregunta en la cabeza:

¿Qué puedo decir de Púrpura sin sonar cómo si me estuvieran pagando? 

La verdad es que tenemos un amor muy grande por el club, pero Púrpura al final del día es solamente un lugar con paredes, mesitas, sillones, playrooms que no le gustan a todo el mundo, buena música, buen gusto y un servicio excelente, pero lo que nos ha hecho amar el lugar es, definitivamente, su gente.

No tenemos el gusto de conocer a todos los anfitriones de Púrpura, por que la verdad es que son bastantes, pero voy a empezar hablando de los que sí hemos tenido el gusto de conocer:

  • @Cachos, si bien no nos hemos sentado a platicar bien con ellos tenemos la primera impresión de que Cacho es un tipazo, y Cachita es una mujer que se ve muy agradable ademas de ser GUAPÍSIMA y que además tenemos muchas ganas de conocer. (Wink, Wink)
  • Los @SexWhispers a.k.a. Pink & Black son una pareja INCREÍBLE que le tiene un amor gigantesco al ambiente Swinger y a integrarnos a nosotros los nuevos para quitarnos un poquito lo mensos.
  • @XimesanJewerly es una chica muy guapa  que tuvimos el gusto de conocer en otro lado pero que también es parte del grupo regular que mueve el ambiente en Púrpura.
  • Finalmente, nuestra amada, querida y amistosa @ParejaPolanco son un par al que veo muy claramente en muchas de nuestras futuras aventuras Swinger.
  • Y claro, una mención honorífica a todo el equipo de Púrpura.

Ahora, déjenme volver a empezar, esta vez por el principio y con un buen vaso de vodka.

Púrpura a.k.a. Lipstick, Club Swinger en Cd. Satélite

Púrpura es un club swinger que se encuentra en Ciudad Satélite, en una propiedad que de entrada no dice gran cosa del interior, la zona se siente segura y sumado a eso siempre hay dos personas en la entrada listas para recibirte.

La primera vez que llegamos a Púrpura teníamos planes de ir a Coliseum, en aquellos días empezábamos a usar Twitter para buscar eventos y nos encontramos por puro accidente del destino con que había una fiesta de cumpleaños de una chica llamada Mya, la parte femenina de una tal ParejaPolanco.

¿Quién era esta Mya? ¿Cómo era ella? Y sobre todo ¿Por qué besa a mi esposa?

Por alguna razón nos gustó mucho más la idea de ir a un cumpleaños del medio con la promesa de juegos y pastel que ir simplemente a otro club Swinger a ver que pasaba, así que mandamos un DM, nos enviaron la información y… listo, teníamos reservación para nuestra primera visita a Púrpura.

Púrpura es un Club Swinger que se enfoca mucho más en la parte social del medio que en la parte sexual.

Púrpura es un lugar que por la fachada no te dice mucho pero que al entrar te das cuenta de la atención y el buen gusto que tiene la gente que lleva el lugar. Es un lugar algo pequeño con una distribución que te permite muchas cosas, el mobiliario es cómodo y fomenta el platicar, es muy difícil establecerte en algún lugar dentro de Púrpura y no estar en contacto con alguien una vez que ya empezó la madrugada.

Lo que más nos gustó del lugar de entrada es que, a diferencia de otros lugares, Púrpura tiene un enfoque mucho más social, de hacer amigos, de conocer gente, no existe ninguna presión sexual, en Púrpura no hay pretensiones ni necesitas jugar para sentirte Swinger y eso a nosotros, cómo pareja novata, nos pareció el concepto que necesitábamos para sentirnos cómodos en el ambiente.

Me gusta describir Púrpura a mis amigos vainilla cómo una fiesta con amigos y amigos de amigos, sólo que con precios altos y con la bonita opción de tener cuartos para coger cuando se te de la gana.

La gente de Púrpura

Cómo ya dije, al final del día Púrpura podría ser un negocio más en el mundo Swinger, pero es uno que ha hecho las cosas muy bien para tener siempre a parejas del medio que te integren al lugar, te presenten gente y te ayuden a sentir cómo parte de una familia, cosa que es sin duda el punto fuerte del lugar y por el que nos han enamorado.

Púrpura tiene una combinación muy amplia de visitantes y aún cuando se hacen grupos dentro del lugar eso no significa que esos grupos sean excluyentes uno del otro, simplemente significa que si estas en tus 20’s cómo nosotros o si tienes 50 años vas a encontrar con quien congeniar y que además vas a conocer todo tipo de parejas, eso sí, prácticamente toda la gente que hemos conocido en el lugar son grandísimas personas y además, HAY MUCHAS ¡MUCHAS! PAREJAS MUY GUAPAS.

Y, cómo ya hable de los anfitriones que conocemos, voy a hacer una mención del cuerpo de meseros que hace una labor excepcional para servir a toda la gente que asiste a los eventos en Púrpura, mención honorífica para el que creo es el jefe de meseros, un tipo alto, grandote, sin cabello y que envía muy bien el mensaje de que te tienes que portar bien, mención que hago no sólo por que se nota que es un tipazo si no también  por que te da seguridad y siempre esta al pendiente de lo que necesitas sin jamás interrumpirte de ninguna manera, tiene además un poder sobre humano para llevar tu cuenta sin importar si pediste algo en seis lugares distintos a tres personas distintas, admirable.

Los baños (¿Los baños?), sí, los baños de Púrpura son, curiosamente, un punto que tengo que mencionar, no son perfectos, fácilmente pueden verse cómo lo peor del lugar y sin embargo, dentro de lo mundano que puede ser ir al sanitario, son algo refrescante y que, honestamente, te mal acostumbran (de nuevo, no me pagan por escribir de Púrpura) La atención va hasta el punto de tener enjuague bucal, vasitos de plástico, y más cosas a las que honestamente no les he puesto mucha atención pero casi les puedo asegurar que debe haber gel, crema, perfume y antiácidos por allí, y además, una persona dedicada a atender y cuidar la puerta del baño de mujeres.

Lo Malo de Púrpura

¡Nada!

Vale, no. Voy a hacer un intento por ser muy duro con un lugar que nos tiene enamorados.

Púrpura es un lugar cuyo nicho a mi entender esta en lo social, hace muchas fiestas, reúne a mucha gente y tiene grandes anfitriones, eso es genial para parejas que quieren salir, conocer, fumar, beber, echar un poco de desmadre y quizás jugar un poco.

La cosa es, creo que para un Swinger que busca acción Púrpura no es el mejor lugar, los playrooms no son malos pero tampoco son buenos, son algo incomodos por el hecho de no ser muy grandes, sí, hay lugar para jugar y sobre todo para ver a los que están jugando pero tiene la contra de que si el colchón principal (De tamaño Queen Size) esta ocupado tienes que conformarte con un sillón, sin duda son el punto más flojo del lugar, y no es sólo mi opinión, varías parejas nos han comentado exactamente lo mismo habiendo llegando a decir, palabra por palabra: – Nosotros nunca jugamos aquí, no nos gusta el Playroom –

Por otro lado el inicio de la noche en Púrpura es un poco lento, nosotros usamos las primeras horas para beber algo, platicar, fumar un par de cigarros, besarnos mucho y repasar nuestros planes o alguna regla que no tengamos clara por que la verdad es que hasta que se acerca la una de la mañana es cuando comienza el verdadero ambiente en el lugar, cosa que, obviamente, cambia cuando ya tienes amigos, pero vale la pena mencionar.

Anécdota relevante, la primera vez que fuimos a Púrpura Andrea me dijo – Debimos haber ido a Coliseo – justo por que la noche en Púrpura empieza muy lento, en especial si llegas desde temprano (A las 11 de la noche).

  • No hay un show cómo tal, hay dinámicas, pero comienzan tarde.
  • Si son una pareja nueva o no conocen a nadie en el lugar y no tienen la confianza de acercarse a platicar debo ser honesto: Probablemente se aburran un poco las primeras dos horas.
  • ¡No hay “Show”!, Púrpura, al tener un enfoque más social carece de sexo tempranero, el Playroom se usa siempre, pero en nuestra experiencia es hasta ya entrada la madrugada, quizás es que nosotros somos un par un poco pervertido pero nos gusta ver cómo juega la gente y lo consideramos parte del entretenimiento.

Finalmente, cómo en todos los lugares, Púrpura tiene su dotación de gente que se salta un poco las reglas, es curioso que, en un lugar que admiremos tanto, nos ha pasado tener un pequeño mal rato siempre que vamos.

La más relevante fue, cuando Andrea y yo fuimos al Playroom de fondo a jugar antes de irnos y se nos metió – nada más por que quería ver – alguien del equipo de meseros aún cuando dimos un claro NO, que nos vean no nos molesta, pero es sin duda una mancha para un lugar que tenemos en tan alta estima especialmente cuando se trata de alguien del staff.

Y ahora, habiendo hablado de las quejas que tenemos del lugar (todas evitables) vamos a hablar de cómo nos ha ido en el club. 

Experiencias en Púrpura

La primera vez que fuimos a purpura fue raro al inicio, por que estábamos solos en un rincón, platicando y viendo, tomando algo y sin muchas ganas de pararnos, la verdad estábamos un poco intimidados, hay parejas muy guapas, es un nivel muy diferente al que estábamos acostumbrados y parece que todo mundo se conoce… ¡Eramos extraños! ¿Y después? Después conocimos a Mya.

Ese día, íbamos al cumpleaños de nuestra ahora buena amiga Mya de Pareja Polanco, y fue muy bonito cuando la vimos por que nos saludó, nos dio nuestro besito, se fue, Andrea y yo nos volteamos a ver y dijimos, casi al mismo tiempo – ¡No mames! ¡Es bien guapa!

Dato curioso, Andrea previo a ese 29 de Septiembre pensaba simplemente que las niñas eran interesantes, pero, en el momento que vio a Mya SUPO de forma carnal que quería jugar con ella, en el sentido más sucio de la palabra, nuevamente, ¡Gracias Mya!

De ese 29 de Septiembre nos llevamos un lugar donde finalmente nos sentiamos Swingers, fue entre esa primera visita y la siguiente fiesta de Pink y Black que nos sentimos parte del mundo Swinger, ya no era un interés o solamente ganas de ver que onda, en Púrpura entendimos que ibamos a explorar el ambiente Swinger durante muchos años.

¡Y Andrea se trajo una playera!

Así es, dice Mya y hasta la fecha se la pone con mucho cariño, da igual cuando lean esto.

La verdad, lo que más nos gustó de Púrpura es justamente que no tiene ese ambiente descarado – ¡Hola! ¿Cojemos? – que nos había tocado sentir en otros lugares, aquí hicimos amigos, conocimos gente y en general sentimos que es un lugar donde podemos crear relaciones, noviazgos si quierenque lleven a otra cosa en el futuro.

Y eso nos encanta por que en ese sentido somos unos románticos, si bien Andrea se ha soltado MUCHO con las niñas y la gente puede pensar que por eso esta dispuesta a todo no creo que lleguemos en mucho tiempo al punto donde vamos a coger con una pareja simplemente por que los conocimos y nos gustaron, nos gusta el ligue, será la juventud, será la novates, pero los dates y la anticipación nos parecen una parte fundamental del cachondeo.

Nuestra segunda visita fue en el cumpleaños de Pink, parte femenina de los SexWhispers y fue ya mucho más relajada, no teníamos nervio, sabíamos cómo era el lugar y cómo era de esperar Pink se nos acerco y nos mando a sentar con otras parejas jovenes, hicimos grandes amigos y a Andrea hasta le echaron una porra por fajarse con otra chica nueva en el club. ¡Gran Noche!

Creo que lo más bonito de ir a Púrpura es que siempre hacemos buenos amigos que van justamente por eso, por que quieren hacer amigos en el ambiente Swinger sin esa presión sexual de que por hablar con alguien significa que vas a coger con ellos, y eso es importante, por que te deja sentirte parte de algo aún si eres muy nuevo y ya cuando tienes experiencia regresas, simplemente, por que el ambiente es increíble.

¡Playroom en Púrpura!

Sí bien ya hable un poco del Playroom y del hecho de que son algo pequeños la verdad es que están para lo que están y tampoco son terribles, simplemente no son los mejores del medio, cuando hemos jugado allí siempre terminamos felices por que, a fin de cuentas, placer es placer.

Y el que la pasemos bien es por que si hay algo bueno del Playroom es, nuevamente, la atención que tiene Púrpura a las necesidades de nosotros los que frecuentamos los lugares Swinger, en Púrpura vas a encontrar 2 o 3 Playrooms dependiendo de la noche que están limpios, con una iluminación sexy, buen olor, buenos lugares para observar y ser mirado y además, artículos de higiene personal de los que destacan peceras llenas de condones para todo el que los quiera usar.

Púrpura es un gran club Swinger.

La distribución de Púrpura es, a mi gusto, uno de sus puntos fuertes menos perceptibles y más interesantes del lugar por que te brinda mucha exploración y oportunidad de conocer gente, la ultima vez que fuimos Dante, de ParejaPolanco, comentó – Si vas al baño y no te manosean tres veces lo hiciste mal –

Púrpura no es un lugar gigantesco, tampoco es un lugar pequeño, sin embargo sus espacios son reducidos por que tiene varias áreas dentro de si mismo, eso provoca que para viajar de un lugar a otro tengas que ver a mucha gente, lo que se presta a conocer más parejas, hacer más amigos, ver a alguna pareja que te pareció atractiva y que quizás no habías visto o simplemente a que te presenten a alguien por que ibas pasando.

No me veo dejando de visitar Púrpura, de hecho ahora mismo que queremos conocer otros clubes nuestro mayor problema es que tenemos que dejar de ir a Púrpura para hacerlo, y eso esta bien, por que para nosotros significa que hemos encontrado nuestro lugar, y eso no tanto por que es un lugar magnifico, que lo es, si no por que además tenemos ya varios amigos que nos harán volver y volver, sin contar toda la gente interesante que queremos conocer y no hemos tenido la oportunidad.

Veredicto

Le damos a Púrpura un 9 de 10, por que es un gran lugar pero, cómo todo, tiene cosas que puede mejorar.

Recomendamos encarecidamente a toda pareja que este pensando en conocer el ambiente Swinger el ir a una fiesta en Púrpura, es un gran club, harán grandes amigos y verán de primera mano cómo es la gente del medio al que quieren entrar.

Y a las parejas que ya llevan un tiempo en el mundo Swinger y por alguna razón no conocen Púrpura dense una vuelta, estamos seguros de que no se van a arrepentir y se van a ir de allí con varias amistades y prospectos.