Abrazas mucho a Andrea

Era sábado de visitar Púrpura, cumpleaños de Pink & Black, ¿Temática? ¡Superhéroes! Visita obligada.

La noche pasaba cómo siempre, alcohol, cigarros, risas, miradas, y yo abrazando a Andrea cómo acostumbro hacer siempre, en todos lados, simplemente por que la cabrona es un bombón y me gusta… ¿Y luego? En algún momento de la noche Black me regaño – Cabron, déjala tantito – Le abrazo, le dio un beso, y yo me sentí… extraño…

¿Por qué me quitaba a mi mujer? ¿Por qué alejaba su cintura y su trasero de mi? ¿Por qué no podía abrazarle? ¿Por qué le daba un beso y todo parecía tan… normal?

Escribo esto desde un lugar de novedad, de novates y quizás de no entender el protocolo, espero mejorar en el futuro pero mientras tanto quiero compartir el aprendizaje por que estoy seguro que no soy el primero ni seré el ultimo, de hecho encontré que a Diego (@DiegoconMariana) le sucedió algo muy parecido cuando empezaban a salir y que, en su intención de proteger a Mariana termino limitando la experiencia de ambos, tema del que se pueden enterar en esta entrada de Jardin de Adultos,

Verán, en las fiestas Swinger a las que hemos ido aquí en la Ciudad de México la verdad es que me hacían una pregunta muy recurrente, de esas cosas que cómo el sexo sabes que es simplemente cuestión de tiempo para que llegue a lo largo de la noche – Eres celoso… ¿Verdad? –

Y mi respuesta fue siempre un sincero – No, para nada – mientras claro, abrazaba a Andrea y la mantenía muy cerca de mi, en cierto modo protegiéndola y asegurándome de que estaba a gusto por que en mi cabeza dependía de mi, a fin de cuentas fui yo quien vendió la idea del incursionar en el ambiente Swinger.

La verdad es que la llamada de atención de Black me ayudó mucho en ese aspecto, en especial por que al momento de escribir esto somos una pareja nueva y hay muchas cosas que aún nos falta comprender, a mi en especial, Andrea generalmente esta cómo pez en el agua repartiendo besos, sonrisas y besando a alguna chica guapa a la que le trae ganas o conoció esa noche, algunas veces incluso con las nalgas al aire, casual.

En mi caso soy un más introvertido, que simplemente significa que necesito entender las normas sociales antes de dejarme llevar, en especial cuando se trata de grupos de personas y al estar en esa situación mi centro de confianza es sin duda alguna Andrea, que además es también el centro de mi atención y la persona que espero que se la pase bien cuando salimos a putear.

La cosa es que en un antro Swinger las cosas NECESITAN ser diferentes, las parejas cambian de brazos, los besos se reparten, quien quiere se toca con quien quiere y las amistades y lazos se forman a partir del entendimiento de que todos estamos allí para ligar y jugar, no es raro ver a un hombre con una chica a cada lado ni a chicas con poca ropa andando por allí cómo si nada, claro, existe la relación de pareja y siempre vas a estar al pendiente de tu pareja, de donde está y la comunicación idealmente va a durar toda la noche, es sin duda un ambiente en donde la pareja debe de ir bajo un manto diferente.

Juntos, no pegados

Verán, cada quien tiene sus reglas y las cosas que hace y no hace, a Andrea le encanta dar besos, a mi todavía se me hace algo raro, hay parejas que juegan mucho y con mucha gente y otras que son más selectivas, pero es importante que entiendan que en un club swinger generalmente vamos a explorar, incluso si es su primera salida y sólo fueron a ver.

Y explorar es una palabra que no tiene que ser propia de ustedes cómo pareja, ambas partes tienen sus fantasías y también cosas que no quieren intentar, algunas fantasías son compartidas mientras que otros gustos son más personales.

El ejemplo más claro que tengo es la Bisexualidad de Andrea, el hecho de que le fascinen las niñas y le guste besarlas y tocarlas a mi me encanta y disfruto verla por que son unos espectáculos deliciosos, pero al final del día eso es más suyo que mío.

Y es allí donde entra la llamada de atención de Black, si van a explorar ambos entonces necesitan darse un espacio, dejarse ir un poco sabiendo bien que van a conocer cosas nuevas, sí, juntos, pero no por eso al mismo tiempo, incluso entre ustedes pareja es posible que cada uno tenga un ritmo o protocolo independiente y eso esta bien.

Una pareja swinger debe ser una entidad a los ojos de la comunidad y al mismo tiempo darse espacio para ser independientes.

No es que yo no quisiera que Andrea empezara sin mi, simplemente que de la forma en la que lo hacíamos hacia más lenta la exploración de ambos, debemos estar siempre juntos pero por nuestra cuenta y a nuestro ritmo, en especial por que para yo sentirme a gusto con lo que estamos haciendo necesito estar primero seguro que ella esta pasándosela genial.

Después del regaño, siguiente salida, Andrea más suelta, más alejada de mi, la pasamos muy bien y también encontramos uno de esos detalles que nos vamos a asegurar que no se vuelvan a repetir, algo inofensivo pero a fin de cuentas incomodo, simplemente lo platicamos y listo, no vuelve a pasar, natural y normal pero que de tener el lastre de antes hubiese hecho más lento nuestro avance en el mundo Swinger, un mundo donde queremos intentar muchas cosas.

Creo que puede existir cierto miedo si las reglas no están claras y por eso la comunicación es de vital importancia antes, durante y después de ir a cualquier lugar del ambiente o salir con una pareja, por que eso permite que ambas partes tengan libertad de ir a su ritmo sin que después existan problemas, en especial creo que es importante tener un código entre ustedes para cuando algo sucede, el nuestro cuando vamos a un antro swinger es muy sencillo:

– Amor, ¿Vamos al baño? – 

Puede parecer muy simple pero es algo que naturalmente hacemos juntos por que así podemos platicar de la situación, estrategias, planes y sobre todo quien gusta e interesa de forma privada, lo hemos tomado también para cuando algo no nos guste y podamos comentarlo el uno al otro y evitar que algo escale más allá de donde nos sentimos preparados.

En resumen

Hablen, digan que se puede y que no, suelten un poquito pero siempre estén al pendiente el uno del otro y pasenla genial.